Jean Alfonso Gennarose

INCLUDEnyc Voices

Vicky Lori Millie

LAS MEJORES VACACIONES: CONSEJOS PARA PADRES CON NIÑOS CON AUTISMO DURANTE LAS VACACIONES EN DISNEY.

Por fin había llegado la hora que mi hijo Julián de 2 años de edad se sentara a ver una película de Disney (bueno, a lo mejor con un bailecito en medio de la película).

¿Y qué película escogió? Toy Story. Naturalmente, poco antes que cumpliera los 3 años, esta mamá pensó "¡Vamos a Disney World!" pero me pregunté: "¿será que Disney World es un lugar apto para niños con autismo? ¿cómo sería el vuelo hasta allá? ¿Será que los niños con autismo reciben adaptaciones especiales?"

Julian in Disney

LINEA AÉREA

Cuando reservé los vuelos, llamé a la aerolínea y les dije que viajaba con mi hijo Julián quien tiene autismo y hay veces que no puede tolerar largas filas. Me dijeron que compartirían la información a la hora de abordar el avión y mientras estuviera en el aeropuerto, le informarían al personal de la aerolínea para que pudiéramos usar las filas asignadas a los pasajeros con discapacidad. Para los dos vuelos nos dieron los asientos junto a los pasillos (y lejos de los baños que pueden oler mal).

Nuestro vuelo a Orlando se retrasó, y cuando llamé a la aerolínea para quejarme, me ofrecieron un vale de $150 y cambiaron mi vuelo para uno que salía más tarde y con mejores asientos (nuestro vuelo anterior partía a las 6 am). El regreso fue mucho más tranquilo y casi no tuvimos ningún problema. Pude llevar a Julián en su coche hasta subir al avión y me lo devolvieron ni bien llegamos a nuestro destino. Como dato: registramos el coche como equipaje de mano.

Algunos consejos para su viaje:

  • Cuando escoja un vuelo, no escoja los asientos. Llame a la aerolínea e infórmeles que viaja con un menor de edad con autismo, ellos le ayudarán a buscar el mejor asiento.
  • No deje que su niño duerma antes del vuelo. Manténgalo ocupado y de esta manera tomará la siesta durante el viaje. (Antes de nuestro vuelo Julián estuvo en la piscina, eso lo cansó y durmió. Es más, durmió durante los dos vuelos. ¡Hurra por los pequeños milagros!).

HOTELES EN DISNEY

En Disney World nos alojamos en el hotel de Toy Story en el complejo turístico All Star Movies Resort. Por la mañana, mientras no había mucha gente, tuvimos la oportunidad de tomarnos fotos junto a las figuras de los personajes de Disney y también pudimos saludar a todos los personajes. ¡Fue todo un suceso!,Julián empezó a llamar nuestro hotel nuestra “Casa Toy Story”.

Cuando fuimos a las piscinas, pudimos escoger en qué piscina nos íbamos a quedar y optamos por quedarnos en la piscina con menos ruido (la piscina de los Mighty Ducks) que por cierto, era temperada. Algo que aprendí durante las vacaciones fue que, a Julián, el agua realmente lo calma. Los días que pasábamos en la piscina lo veía más contento, chistoso y hacía menos pataletas.

Algunos consejos para cuando estés en los hoteles en Disney:

  • Puedes ir a cualquier complejo turístico y usar sus piscinas (para aquellos que no les va bien usando el transporte público, puedes usar Lyft por menos de 10 dólares).
  • En los hoteles Disney, se les dará un cupcake gratis a los niños que estén celebrando su cumpleaños.
  • Para muchas de las funciones en Disney hay asientos disponibles para niños con discapacidades.

LOS PARQUES EN DISNEY

Mientras estábamos en Disney visitamos dos parques: Hollywood Studios y Animal Kingdom. Cuando llegamos a los parques de inmediato fuimos a Customer Relations (atención al cliente) y pedimos un pase para discapacitados y una etiqueta para el coche o carriola (esto le permite usar su coche sin tener que registrarlo). Con un poco de tristeza, tengo que decirles que en Hollywood Studios la atención para niños con autismo no fue la misma. Sentía que nos miraban un poco extraño cada vez que les comunicamos que el niño tenía una discapacidad y, por último, no nos dieron la prioridad a la hora de esperar en la fila (que de paso, no es nada bueno para un niño que le gusta subirse a los mismos juegos una y otra vez). Entonces nos fuimos temprano y decidimos ir a la piscina.

Animal Kingdom

Por otro lado, este parque fue espectacular. Nos dieron una tarjeta para discapacitados color verde. Con esta tarjeta podíamos regresar a los mismos juegos a la hora que nos indicaron y también podíamos usar la puerta que sólo era para las personas con discapacidad. Pudimos ir al safari y Julián pudo ver a todos los animales muy cerca. Pudo subirse a los juegos las veces que quisiese y fuimos muy bien recibidos por parte del personal. La próxima vez, creo que visitaremos este lugar por dos días.

CENANDO EN DISNEY

Durante la cena, cenamos con muchos de los personajes de Disney (gracias al plan de cena). Tengo que admitir que estaba un poco preocupada con esto porque temía que le diera miedo. Visitamos Chef Mickey, Minnie Beach Basch Breakfast (Cape May Café) y Disney Junior’s Play Dine Lunch. Lo pasamos genial en estos tres lugares y Julián pudo interactuar con todos los personajes. Cuando hice la reserva, les avisé que Julián era un niño con autismo y con alergia a ciertas comidas. También en voz baja, le comenté a los personajes de Disney que mi hijo era un niño con autismo y que se dejaran llevar por él y ellos felizmente lo hicieron.

Diría que la mejor experiencia la pasamos en el Minnie Beach Bash Breakfast. El chef ordenó que se le hiciera un plato sin lactosa para Julián, la mesera me preguntó si podía cantarle feliz cumpleaños junto a los demás personajes y si estaba bien darle un abrazo. Los personajes dejaron que Julián los abrazara todas las veces que él quisiera, y Minnie intentó dos veces tomarse fotos con él. Aparentemente, Minnie no es uno de sus personajes preferidos.

EL MEJOR CUMPLEAÑOS

Tengo que decir que lo pasamos súper bien. Con algunas cositas en el medio del camino, una que otra pataleta, pero nada fuera de lo común. Para que Julián supiera lo que venía, un mes antes de viajar comencé a mostrarle fotos del los lugares que íbamos a visitar y diariamente conversábamos de las cosas que íbamos a hacer durante nuestro paseo. Muchas veces durante el viaje lo escuché diciendo “Mami, Juju contento” (Juju es su apodo). Esos momentos hicieron que todo esto valiera la pena.

Al principio tuve un poco de miedo acerca del viaje en avión y estaba muy preocupada si a Julián le iba a gustar el paseo o si lo iba a pasar bien. Simplemente seguí a mi hijo, lo pasamos bien, sin ninguna presión, ningún plan específico (excepto por la cena con los personajes de Disney). Estoy súper contenta de haberlo llevado de viaje y espero que siempre lo recuerde. Como pueden ver por las fotos, ¡creo que Julián tuvo el mejor cumpleaños!


- Millie