HOJA DE CONSEJOS

El duelo y la pérdida afectiva en los niños

Para enfrentar una pérdida, los niños necesitan mucho amor y apoyo de los padres de familia en su vida. Aquí presentamos algunos consejos para que los niños procesen su dolor:

  • Cuando hable con un niño sobre la muerte, tenga en cuenta su edad y sus habilidades de comunicación. Sea atento y respete su trasfondo cultural.
     
  • Tenga en cuenta que el duelo es natural y normal.
     
  • Sea honesto con los niños sobre esta experiencia trágica.
     
  • Brinde la oportunidad para que hablen abiertamente del duelo y la tristeza.
     
  • Aliéntelos a hacer preguntas sobre la muerte y la pérdida.
     
  • Sea consciente de su propia necesidad de duelo; comparta su tristeza y su dolor.
     
  • No suponga que los niños siempre sufren el duelo de la misma manera.
     
  • Déjeles saber que realmente quiere comprender lo que sienten y necesitan.
     
  • Los niños suelen mostrar el dolor más que hablar de él. Por ejemplo, pueden demostrar sus sentimientos en sus interacciones sociales o al jugar.
     
  • Bríndeles válvulas de escape para liberar su enojo y su estrés, como deportes, pasatiempos, juegos físicos y actividades artísticas.
     
  • Controle problemas como pesadillas, ansiedad por separación, reversión a comportamientos superados, repliegue e ira. Reserve algo de tiempo para ayudarles a explorar sus sentimientos y pensamientos.
     
  • Después de una pérdida afectiva, elija cuidadosamente a lo que se expone un niño.
     
  • El duelo es un proceso. Los niños necesitan apoyo a largo plazo.
Descargue la versión PDF aquí