HOJA DE CONSEJOS

Estrategias para una mejor representación

Para poder obtener lo que necesitas, es importante saber qué decir, cómo y cuándo decirlo y a quién. También es importante saber qué hacer cuando debemos superar determinados problemas. Aquí tiene algunas estrategias que ayudarán a tener un proceso exitoso:

  • Aprenda sobre las reglas, regulaciones, derechos y las leyes que apoyen las metas y resultados que usted desea.
     
  • “Aquellos en poder” le responderán con más rapidez a alguien que se represente a sí mismo como un abogador. La connotación es de representarse como un “abogado” aunque usted no lo sea. Use la palabra “abogador” al presentarse.
     
  • Asegúrese de agradecerles por escrito cuando haya logrado cualquier resultado deseado. A todos nos gusta sentirnos apreciados.
     
  • ¡Sea persistente! Llame, vuelva a llamar, mande un correo electrónico, mande un fax, escríbale, y dele seguimiento con otra llamada. Recuerde que el que no llora, no mama, ni tampoco obtendrá los servicios.
     
  • ¡Pida nombres! La gente tiende a desarrollar milagrosamente buenos modales cuando creen que usted los puede rastrear.
     
  • ¡Todos tenemos un jefe! Cuando no reciba respuestas de una persona determinada, averigüe quién es su supervisor. Si es necesario vaya hasta la junta directiva, el director, etc.
     
  • ¡Nunca hay excusa para un trato descortés! Déjele saber a la persona grosera que usted conoce este derecho básico. Use los dos pasos previos si la persona insiste.
     
  • El rastro de papeles es crítico. Documente todo: nombres, incidentes, qué le dijeron, cuándo, lo que usted hizo y lo que ellos hicieron.
     
  • Pida favores con moderación, si no se le tildará de “alarmista”. Si pide muchos favores, rápidamente se encontrará con oídos sordos. Use todos los recursos disponibles antes de pedir un favor.
     
  • Las listas de espera son una realidad, así que inscriba a su hijo/a, porque el premio mayor sólo le toca a quienes participan en la lotería.
     
  • Al que madruga, Dios le ayuda, y también consiguen los recursos. Nunca es demasiado temprano, ni apresurado para tomar la delantera.
     
  • Nunca es indicado jugárselas todas en una carta, ya que se arriesga a perder todo. Tenga un plan B y planifique varias opciones.
     
  • Si nada resulta, use los medios: radio, televisión, periódicos, blogs, etc.
     
  • Ponga a trabajar aquellos quienes lo representan. Contacte a sus funcionarios electos como el consejo de la ciudad, los presidentes de los condados, abogadores públicos, asambleístas y senadores estatales, el gobernador, el congreso, el senado y ¡hasta el presidente!
Descargue la versión PDF aquí