HOJA DE CONSEJOS

La vida después de la escuela secundaria

Nunca es demasiado pronto para comenzar a planificar la transición de su hijo/a de la escuela secundaria a la adultez. A continuación, le mostramos algunos consejos para padres y miembros de la familia que quieran ayudar a sus hijos tener éxito y conseguir independencia y un sentido de realización una vez que terminan la escuela secundaria.

Resuelve problemas.
Establezca metas y planifique cómo acanzarlas.
Exprese lo que siente y defienda a otras personas y a usted mismo.
Use su VOZ para tomar sus propias DECISIONES.
Nunca se rinda.

¿Qué puede hacer para ayudar a su hijo/a en su vida después que termine la escuela secundaria?

  • Tenga en cuenta los intereses y preferencias de su hijo/a al pernsar en un futuro trabajo. Deben tener la misma importancia que cualquier evaluación que haya realizado la escuela o los programas de capacitación laboral.
     
  • Premítale a su hijo/a aprovechar oportunidades de aprendizaje basadas en el trabajo que le permitirán descubrir y experimentar las distintas opciones disponibles en el mundo laboral. Por ejemplo, su hijo/a puede aprender de un miembro de su familia o de un amigo, ofrecerse como voluntario en la comunidad.
     
  • Aproveche las actividades escolares de su hijo/a mostrándole cómo algunos temas que ve en la escuela se aplican al mundo adulto. Por ejemplo, puede usar las actividades de matemática para hablar sobre la administración de dinero.
     
  • ¡No vaya solo! Cuando vaya a las reuniones, vaya acompañado de personas que puedan defender y respaldar a usted y a su hijo/a, ya sea un coordinador del servicio Medicaid o algún otro padre que ya haya atravesado el proceso. Diríjase a agencias de servicios para adultos como la Oficina para Personas con Discapacidades de Desarrollo (OPWDD) o Servicios de Carrera Profesional y de Educación Permanente - Rehabilitación Profesional (ACCES-VR).

¿Cómo puede ayudar a su hijo/a a ser más independiente?

  • Permítale a su hijo/a tomar sus propias decisiones y aliéntelo/a que exprese sus preferencias e intereses desde una edad temprana.
     
  • Ayude a su hijo/a proporcionándole las adaptaciones y estructuras necesarias para que logre ser independiente. Esto puede incluir viajes, tecnología asistencial, hospedaje, un preparador laboral ofrecido por algún programa de empleo financiado, entre otros.
     
  • No evite discutir los desafíos de tener una discapacidad. Admita que los problemas existen y proponga soluciones constructivas y estrategias de asistencia. Mantenga un balance saludable entre ser un padre/madre protector y un padre/madre permisivo, que les permita a sus hijos correr riesgos razonables.
     
  • Ayude a su hijo/a a aprender sobre su discapacidad y sobre cómo expresar cualquier necesidad que pudieran tener en relación con su discapacidad.
     
  • Anime a su hijo/a a ser protagonista principal de su propio equipo de planificación. Prepare a su hijo/a para que participe de su planificación educativa y laboral y a que comience a tomar decisiones desde una temprana edad. Enséñale sobre sus derechos y responsabilidades como adultos y personas con discapacidades.
     
Descargue la versión PDF aquí