HOJA DE CONSEJOS

Cómo ayudar a que los niños aprendan durante las clases a distancia

Uno de los mayores desafíos para los niños que estudian de manera remota es mantenerse organizados y concentrados en sus tareas. Las habilidades necesarias para lograrlo se engloban en la denominada función ejecutiva, que incluye la capacidad de concentrarse, planificar y gestionar el tiempo. Normalmente, utilizamos estas habilidades para completar nuestras tareas a diario. El desarrollo de la función ejecutiva se integra al proceso diario de aprendizaje en la escuela para ayudar a los estudiantes a gestionar sus tareas y a completar sus trabajos. A continuación, encontrará algunos consejos que ayudarán a los alumnos a lograr esto en sus hogares.

Concentración y dedicación a una sola tarea

  • La Técnica Pomodoro es un método que se usa para mantener la concentración en una tarea a la vez y completarla de manera oportuna. Es ampliamente utilizada en el mundo profesional y también resulta útil para estudiantes que trabajan de manera independiente. Utilice un reloj para manejar los tiempos de trabajo y tiempos de descanso. Según la técnica oficial, se recomienda completar 4 lapsos de 25 minutos de trabajo con descansos de 5 minutos antes de realizar una pausa más larga. Ajuste los lapsos y los tiempos de trabajo que se adapten a sus necesidades.
  • Designe un espacio de trabajo ordenado y libre de distracciones exclusivo para las tareas escolares. Si no cuenta con un espacio separado, libere una zona en la que el estudiante cuente únicamente con los materiales que necesita para completar sus tareas.
  • Elabore listas para hacer un seguimiento de las tareas pendientes o completadas.

Planificación y gestión del tiempo

  • Genere una rutina diaria que sea consistente.
  • Elabore un cronograma con las tareas diarias que incluya imágenes o palabras y colóquelo en el espacio de trabajo del alumno para que recuerde todas las actividades que debe completar cada día.
  • Divida tareas y proyectos grandes en pequeñas partes o “porciones”. Cree una línea de tiempo para completar cada parte de la tarea.
  • Anote las asignaciones y las tareas en una agenda o un calendario. Recomendamos utilizar una agenda con colores o un sistema de calendario. Por ejemplo, marcar en color azul cuándo deben completarse las distintas porciones de una tarea, y anotar en verde la fecha de entrega final del proyecto entero.
  • Utilice recordatorios con alarma en sus dispositivos para las fechas de entrega o para recordar cuándo se debe completar alguna tarea en particular.
  • Analice el plan y ajústelo a sus necesidades.
  • Elabore un sistema de organización que funcione para el estudiante. Por ejemplo, tenga carpetas de diferentes colores para las distintas materias.
Descargue la versión PDF aquí